Alerta: 7 Condiciones Mal Diagnosticadas que Debes Conocer

Alerta 7 condiciones mal diagnosticadas que debes conocer

El Peligro de un mal diagnóstico

El camino hacia un diagnóstico correcto es uno largo, escabroso y difícil. Uno piensa que los médicos lo saben todo o casi todo y que están ahí para ayudarte a alcanzar tu bienestar. Incluso algunos los ven como seres casi celestiales y su palabra es la ley, hay que aceptarla y cumplirla sin cuestionar.
¡Ah, que ingenuos somos! Eso en un mundo ideal sería fantástico.
Conozco médicos que realmente están comprometidos con sus pacientes y su profesión. Pero lamentablemente he conocido algunos que el camión de la sensatez y la sensibilidad los ha dejado a pie o quizás ellos decidieron no montarse en él.
Cuando comencé con aquellos síntomas extraños tuve que visitar varios médicos. Uno de los síntomas –que por cierto llevaba años padeciéndolo y lo ignoré– era mi disturbio en el sueño. Por años sufrí (y hasta el día de hoy lo padezco) del síndrome de la fase del sueño retrasada (SFSR). Para aquel entonces no sabía que se llamaba así pero gracias a la insistencia de mi esposo acudí al médico.
Luego de eso, todo parecía estar bien hasta que comencé con vértigos constantes. Y un buen día en mi trabajo estuve todo ese día con desbalance, mareos, mis manos y pies estaban fríos y morados, y tenía dificultad para abrir y cerrar mi mano izquierda. ¡Bastante alarmante, verdad!
Para mi sorpresa mi cuerpo tenía reservado lo mejor para luego en la noche.
Durante la madrugada me levanté gracias al movimiento constante e intermitente de mis músculos. Todos mis músculos –aún aquellos que no me había percatado que existían– se sacudían, palpitaban y vibraban. ¡Fue horrible!
Pero si creías que todo acaba aquí… estás equivocado(a).

Leer mas...Alerta: 7 Condiciones Mal Diagnosticadas que Debes Conocer

Mi Experiencia con el Síndrome de Fatiga Crónica

 Mis síntomas y mis días 

Sabemos que cada individuo es diferente en su manera de actuar, pensar y sentir, por lo tanto, la manera en que cada uno describa sus síntomas va a ser distinta. En esta serie de artículos quiero compartir contigo mis primeros síntomas; como pude prevenir (la mayoría de las veces) mis recaídas, como hice las paces con mi cuerpo y cómo a pesar de todo he logrado tener una mejor calidad de vida. Sí, así como me lees...

​Posiblemente mi manera de experimentar los síntomas o la intensidad de ellos no sea igual a otras personas, pero te dará una idea general de ellos y cómo enfrentarlos.

​Si estás experimentando síntomas similares, o si recientemente fuiste diagnosticado con el Síndrome de Fatiga Crónica, no estas solo(a) en esta lucha. Aunque ésta condición te puede robar algunas cosas valiosas, también te brinda la oportunidad de ver la vida de una manera distinta. Ya han transcurrido 5 años desde aquellos primeros síntomas y créeme que he aprendido mucho –y todavía lo estoy haciendo.

​Comienzo contándote sobre mis síntomas con varios propósitos:

  • Para que sepas que lo que experimentas –por mas raro que parezca– es “normal” o mejor dicho parte de los síntomas del SFC.
  • Para decirte que no estás solo(a), o loco(a)... Todo eso que sientes es real.
  • Para que veas cuan limitante puede ser en la vida de un ser humano (Si eres alguien que no la padeces).
  • Para que tengas la esperanza que hay luz al final del túnel y puedes vivir una vida plena a pesar de todo.

Leer mas...Mi Experiencia con el Síndrome de Fatiga Crónica